El sangrado de las encías, el típico “cepillo sonrosado”, es el más común de los signos de la inflamaciógingival. La hinchazón de las encías y el sangrado de éstas, puede provocar unas ligeras molestias, que desafortunadamente pueden por frecuentes y poco dolorosas, ser aceptadas, y tenidas poco a poco por normales.  

Existen muchos casos de enfermedad periodontal, en que el  signo sangrado de las encías no aparece claramente.

Hay algunos signos más que pueden indicar enfermedad periodontal; uno o más dientes puede empezar a moverse, y/o protuir, desplazándose hacia delante o separarse dejando espacios intermedios; se puede observar una recesió

n de la encía, que ya no llega hasta la corona del diente, dejando al descubierto las raíces de los dientes. Dolorosos abcesos pueden producirse, al no poder salir al exterior el pus formada en el interior de las bolsas periodontales.

Desgraciadamente estos signos y síntomas no aparecen hasta  que la enfermedad está bastante avanzada.

Esta es la razón por la que se debe ir al dentista para que éste realice revisiones periódicas, y preguntarle, para nuestra seguridad, por la existencia de algún signo de esa enfermedad requiriendo de éste un examen periodontal.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s